domingo, 26 de agosto de 2012

La luna







En alusión al deceso de NEIL ARMSTRONG, les presento mi poema "La Luna" basado en la obra del gran Maestro de la ficción JULIO VERNE: "De la tierra a la luna". Un ejercicio de poesía medida en endecasílabos bajo la estructura de versos en serventesio (a-b a-b), una forma distinta de manifestar mi poética, pero que me agrada y que ejerzo con regularidad como parte de mi desarrollo y aprendizaje. Espero les agrade. 


La Luna

¡Hàbrase oído semejante sorna
de profanar la luna sin motivo;
Gravitar  la imagen que se torna
Astro de luz de  cielo pensativo!

En el Gun Club, se expía el secreto
De   postergar balística batalla,
Al deshonrar, porfiadamente en reto,
Disco lunar,  abismo de muralla.

En el cenit  divisa la doncella,
Oprimiendo las ansias de aquel yugo,
Al mirar motivo de querella
Brillando en las garras del verdugo.

¡Perigeo expectante! Día primero
doceavo período del año!
Se atisba  proyectil de acero
Intrépida partida, vuelo huraño.

Ardan, prodigiosa alegría le acompaña;
Barbicane, pasajero huraño, frío y sereno;
Nicholl de mesurada paciencia esa mañana.
¡Paroxismo del ansìa el mundo pleno!

Multitud frenética hacia el espacio
Dirigen  ansiada interrogante.
¡Hallase en vano réplica o prefacio
Al osado proceder tan humillante!

Noticia impactante en la mañana:
De elíptica, errada, órbita inmutable,
Satélite nuevo a la luna le acompaña,
el Disco de Plata ¡no ha sido profanable!

El temple del humano, su evangelio,
La ciencia, la industria y el arte,
La estulticia humana, su misterio,
Indujeron a explorar la bóveda celeste.

Preludio o ficción de un gran genio,
Pregona palabra en argumento;
Pensamientos dotados de ingenio,
Alabados hoy, mañana y en su momento.


Marina Centeno
Yucatán México






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada